Mouriño “Quisiera que Petare jugara con once locales”

A la crisis deportiva que sufría el Petare al iniciar el Clausura se le suma la institucional, en un club que parecía quedar en la deriva. Los resultados no se le han dado; sin embargo, llegó un nuevo presidente a la organización que espera darle un golpe de timón: Emilio Mouriño, empresario y ex jugador del  Deportivo Galicia.

“Lo que me motivó a entrar al club es esa cantidad de niños que van de Petare en autobuses a la cancha y se quieren reflejar en un equipo de Primera División”, explicó Mouriño. El directivo agregó: “Estamos tratando de sacar a estos niños de las drogas y el malandraje, entendiendo la situación del país. Quisiera que el club tuviera un once con puros jugadores de Petare”. De igual forma, afirmó que el club no tiene “ningún tema político” y que es financiado por la empresa privada.

En referencia a cuando nació este interés por adquirir la institución explicó: “Se venía conversando con el presidente anterior, Enrique Pugliese, en las que no habíamos llegado a un acuerdo. Si lo hacíamos desde un principio y no a mitad del torneo, las cosas estarían mejor”.

Aunque resaltó: “Estoy muy orgulloso de los muchachos de la Primera División, si no son el mejor son uno de los mejores que juegan al fútbol en Venezuela. Falta meterla, podemos jugar muy bonito, pero si no ganamos no nos salvamos”.

Aprovechando su experiencia como jugador profesional confesó: “Aquí cualquier dirigente que no lo ha jugado o vivió en carne propia, la primera opción que toma cuando se pierde tan continuo es despedir al entrenador, pero cuando ves como juega el equipo y vas a los entrenamientos te das cuenta que el grupo está unido. Un plantel compenetrado puedo sacar esto adelante”. 

También aclaró que seguirá con el club aunque descienda. “No voy a abandonar el equipo, si el equipo llega a bajar se buscará refundar y buscar sus cimientos; además de mantener los jugadores franquicias, que sientan la camisa”. 

Sembrando afición
Los equipos capitalinos no han logrado conseguir un grupo de aficionados que asistan a los estadios con regularidad, a excepción del Caracas, el resto suele sufrir para no tener asientos vacios en sus asientos. Una situación que quiere corregir Mouriño.

“Vienen sietes autobuses llenos de padres y muchachos pequeños a los partidos, esos niños van a ir creciendo y irán creando afición. Esos dos 200 niños son amigos de 400 más, eso va ir haciendo que se cree un arraigo”, argumentó el empresario. 

La otra interrogante para este equipo era ver dónde sería local, luego de los trabajos en el Olímpico, impulsados por los avileños y el Deportivo La Guaira, en donde los parroquiales no se habían manifestado.  “Pedí una reunión con el presidente de la Fundación UCV, por un intermediario no confirmó que nos va atender, pero con la presencia de George Antar (Presidente de los litoralenses y la Asociación de Clubes). Cuando el señor Antar regrese de viaje se formalizará”.

Mouriño concluyó: “No obstante estoy buscando otras opciones, pero la gente tiene que entender que no pueden dejar al Petare fuera de esto”.
Etiquetas: , ,

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.