Cada batazo que conecta Miguel Cabrera lo acerca un poco más a la inmortalidad. El inicialista de los Tigres de Detroit logró  una de las mayores proezas para los jugadores de las Grandes Ligas: remolcar 1.500 carreras, hazaña que solamente han alcanzado 56 peloteros en toda la historia de las mayores.
Cabrera, quien había estado sumergido en un “slump” durante julio, logró salir de ese letargo ofensivo y disparó ese día cuatro imparables, incluyendo dos dobles para remolcar dos carreras y llegar a 1.501 en su trayectoria de 14 años en la Gran Carpa.
“Significa mucho para mí. Es importante para mi país, es algo grande”, aseguró el pelotero felino al Detroit Free Press. Mientras, el mánager de los Tigres, Brad Ausmus, habló sobre el venezolano. “Creo que solo era cuestión de tiempo. Sé que muchas personas, cuando un jugador está mal, comienza a escribir sobre él, pero tienes que recordar lo que ha hecho este sujeto (Miguel Cabrera) por mucho tiempo. Era cuestión de tiempo para que comenzara a conseguir hits de nuevo”.
De los 56 paleadores que han logrado remolcar 1.500 o más carreras en su carrera, 38 de ellos han escrito su nombre en la inmortalidad al ser miembros del Salón de la Fama de las Grandes Ligas. El resto o están activos o no son aún elegibles para Cooperstwon o se vieron envueltos en el escándalo de los esteroides.
Sin duda alguna que esta nueva hazaña del inicialista de los Tigres de Detroit da un argumento más para pensar que Cabrera podría acompañar a Luis Aparicio como los únicos criollos en el Salón de la Fama.
Todos los logros y metas conseguidas por “Miggy” marcan un hito dentro del pabellón venezolano que hace vida en las mayores. Ahora, se posa sobre la mesa la interrogante de: ¿Hasta dónde puede llegar Miguel Cabrera?
Basándonos en las estadísticas, se pueden hacer proyecciones sobre lo que le espera al maracayero, quien tiene contrato con los felinos por seis años más.
Siguiente escalón. Solamente cuatro peloteros en la historia han logrado superar la barrera de las 2.000 impulsadas. Hank Aaron (2.297), Babe Ruth (2.214), Alex Rodríguez (2.084) y Cap Anson (2.075) son los únicos jugadores que han tras pasados esa cifra. De ellos, solamente Rodríguez, quien se mantiene jugando con los Yanquis de Nueva York, no está en el Salón de la Fama.
Cabrera, quien ya tiene 1.502 impulsadas, proyecta terminar la zafra con 95 remolcadas. De mantener esa proyección, el inicialista llegaría a 1.540 impulsadas para final de temporada, lo que significa que si consigue empujar 77 carreras en las seis temporadas que le restan en su contrato, sería el quinto jugador en la historia con 2.000 compañeros llevados al plato.

Por otro lado, lo hecho por Miguel Cabrera hasta los momentos es digno de admirar, al ser de los peloteros más jóvenes en alcanzar las 1.500 empujadas (décimo en hacerlo en sus primeras 14 temporadas) y es el primer paleador latino que logra esta marca a los 33 años de edad.
Etiquetas: , ,

Publicar un comentario

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.